Portada del sitio > Español > Latinoamérica y Caribe > CHILE - Pisagua o la memoria a tajo abierto

Opinión

CHILE - Pisagua o la memoria a tajo abierto

Andrés Bianque

Lunes 18 de junio de 2007, puesto en línea por Andrés Bianque

Eran los primeros días de dictadura, entonces, imponer castigos ejemplares era la orden del día, de las tardes y de la noches también.
Entre el 29 de septiembre de 1973 y junio de 1974, fueron ejecutadas 26 personas las cuales se encontraban detenidas en Pisagua.

A principios de junio del año 1990 se descubrió una fosa común, y lo que serían los restos de una veintena de seres humanos asesinados por los militares chilenos.

Han pasado 17 años desde aquel entonces y los culpables siguen muriendo de viejos, y perfectamente amamantados por jugosas pensiones estatales…

Pisagua fue un puerto peruano hasta antes de la Guerra del Pacifico, guerra financiada por el colonialismo inglés, donde la mano de obra barata la puso el ejército de Chile. De allí se transformó en el tercer puerto en importancia en el territorio nacional debido a la fiebre del
salitre.

Sin embargo, después de refrigerado el estado febril por causas internacionales, también se apagó la vida allí, desde ese entonces ha sido una vela a medio a pagar debido a su ubicación en el desierto más árido del mundo.

Bajo la dictadura de Carlos Ibáñez Campo, y debido a su difícil acceso, el lugar fue usado como centro de detenciones y campo de concentración en contra de homosexuales y de “inadaptados sociales”. Después, un traidor de exportación y exhibición llamado Gabriel González Videla, utilizó la localidad con el mismo propósito, pero esta vez con dedicación exclusiva en contra de los comunistas.

En el año 1973 irrumpe Pinochet, el cual haría parecer a los dos anteriores como vulgares matoncillos.

Cabe destacar la decidora anécdota acaecida entre Pinochet y Salvador Allende muchos años antes de que Pinochet se convirtiera en navaja de negreros.

Bajo el gobierno de Gabriel González, el partido comunista fue declarado ilegal, dirigentes sociales y militantes comunistas fueron enviados al campo de concentración en Pisagua. Allí fue destinado un teniente llamado Augusto Pinochet Urgarte. En 1947, El Senador Allende fue a visitar a los presos políticos. Un lugareño cuenta que Pinochet ponía trabas a quien fuera a visitar a los presos y Allende no fue la excepción. Hasta que el Senador Socialista le increpó a quemarropa; ¿Cómo un tenientillo trata de impedir el paso a un senador de la República? Apártese, vociferó el futuro presidente. Pinochet realizó la mueca típica de un bebé recién nacido y se apartó.

Años más tarde, estando Allende en La Moneda, recordó a Pinochet que en Pisagua había un oficial del mismo apellido “No, yo no era ese oficial, alcance de nombres tal vez” mintió el militar. El mismo Pinochet hace mención y destaca esta anécdota en un libro, como ejemplo supremo de su astucia.

E1 18 de septiembre de 1973 desembarcaron desde el barco mercante Maipú, poco más de 50 presos detenidos a los pocos días del golpe militar.

La cárcel de Pisagua, recinto de tres pisos, superó su capacidad a límites inhumanos. Prisioneros trasladados desde todo Chile, especialmente desde norte, llegaban a parar al viejo puerto. Hacinados, hambrientos, sedientos, deshidratados, torturados y heridos yacían los hombres en barracas muchas veces construidas por ellos mismos.

Las riendas de este puerto hecho hiena, era conducido por el teniente coronel Ramón Larraín y el capitán Sergio Benavides. Súmese a eso el carnicero Carlos Forestier Haensen, jefe de la zona en estado de sitio en la provincia de Tarapacá y Comandante en jefe de la sexta división del ejército, el cual tuvo autoridad máxima sobre los sádicos sucesos en el campo de prisioneros.

Algunos sobrevivientes recuerdan claramente el accionar de tan valiente militar, quienes fueron sometidos a todos los vejámenes y torturas posibles a petición de Forestier, un ex preso afirma que el comandante sentía un odio irracional hacia todos los que estaban allí.

No pudiendo ser de otra forma, el Comandante Forestier murió tranquilamente a la edad de 84 años como muchos otros que conocemos.

Una de las últimas visitas que tuvo el comandante fue la ilustre presencia de su superior directo en tiempos de carnicería en Pisagua, Pinochet, a pesar de su terrible estado de salud, demencia senil y otras macanas, compartió bebidas y comidas con su viejo amigo de armas.

En un primer momento, la dictadura tenía muy claro los blancos a seguir.

Todo aquel que perteneciera a algún grupo armado sería fusilado, ejecutado en el acto y si tenía suerte, sería primero torturado para después ser asesinado igual.

Después vendrían los militantes o simpatizantes de partidos políticos afines al gobierno de la Unidad Popular que obviamente correrían la misma suerte que los anteriores, para por último asesinar a personas sin militancia pero que desempeñaran algún rol social o tuviesen algún cargo o en el gobierno ó en el ámbito social. Obviamente que las características podían mezclarse entre unos y otros.

Fue así como en Pisagua se instalaron o constituyeron los “consejos de guerra” en los cuales el único consejo era matar y matar.

Independientemente que había un solo bando que estaba en guerra.
En Pisagua se constituyeron tres consejos de guerra, más uno que nombra el Informe de Verdad y Reconciliación conocido solamente por los bandos 11 y 12 de Octubre. En total estos consejos de guerra procesaron a 147 personas.

Imagino que es fácil entender y presumible que, el “código de justicia militar”, los procedimientos, estructuras para los tribunales militares, convenciones de Ginebra, tratados internacionales o el Estado de Derecho, no corren para los militares chilenos.

Mario Acuña Riquelme, Fiscal Militar, junto con Ramón Larraín y Forestier levantaron un entramado jurídico militar meramente como fachada y encubrimiento de sus asesinatos.

Por ejemplo, si un preso era condenado a 10 años de prisión, no se respetaba la decisión adoptada por el mismo Tribunal Militar, cambiándola si o si por la pena de muerte

El 31 de mayo de 1990, la Vicaría de la Solidaridad presentó ante el juzgado de Pozo Almonte una denuncia por inhumación ilegal. Testigos de las ejecuciones realizadas, más otras personas de la localidad apuntaron a la existencia de fosas clandestinas.

Entre el 2 y 3 de Junio la búsqueda que allí se realizaba dio resultados.

Frente al mar estaban enterrados, en una planicie alejada del pueblito de una sola calle, fueron fusilados y arrojados a la fosa común, cubriéndolos con cal, piedras y tierra.

La herida sangrante medía dos metros de ancho, once metros de largo y dos metros de profundidad. La sal detuvo el tiempo y se encontraron 20 bultos envueltos en sacos, donde los cuerpos permanecían intactos, aún se divisaba la ropa, los alambres que amarraban sus manos y las vendas que cubrieron sus ojos.

Las fotos son estremecedoras, con la boca abierta tratando de engullir un último trozo de aire muchos de ellos se quedaron.

Se encontraron cuerpos de personas que según la Justicia militar habían sido liberadas, de los que se tenía clara noticia de su muerte no se sabía de sus cuerpos, de los que fueron condenados a largos años de prisión se les conmutó la pena por la de fusilamiento.

Mentiras, cuentos y omisiones son claros galones que adornan sus pomposos trajes.

Las Fuerzas Armadas esgrimen que estuvieron en guerra. No obstante, ¿por qué no entregaban los cuerpos, por qué mentían, por qué falseaban los hechos, para qué asesinar con tanta premura, cuántas balas se gastaron en la espalda de los supuestos fugados, por qué ocultar sus valientes proezas militares?

Sino se encuentra el cuerpo de las personas asesinadas, no se puede probar el delito.

Esta fue la filosofía militar.

Los militares sabían perfectamente donde estaban y donde están los restos de fusilados, donde están los detenidos desaparecidos, pero obviamente saben que su accionar fue el de ratas cobardes y entienden que esos cuerpos les escupirían su asqueroso accionar.

Entonces, bajo dictadura y bajo los supuestos gobiernos democráticos, brigadas de ilustres oficiales han corrido a desenterrar los cuerpos derrotados y han corrido nuevamente a entregárselos a otras insignes brigadas marciales para que de una vez por todas se deshagan de las pruebas incriminatorias y brindarles paz y tranquilidad a sus vetustos maestros y abuelos.

Sin duda un hermoso trabajo el que realizan estos desinteresados nuevos militares, Seguramente cuando llegue la ocasión, estarán esperando que otras generaciones les hagan el mismo favor.

Al final de cuentas, por cada historia de muertos y desaparecidos se repite el mismo denominador común.

Las Fuerzas armadas de Chile son un montón de cobardes que tienen por vocación dispararle en la espalda a sus víctimas o primero capturarlas, maniatarlas, torturarlas y después, con la valentía que tiene el cobarde cuando se siente a resguardo, dispararles.

Los falsos enfrentamientos, los ilusorios intentos de fuga, los dinamitados, los enterrados vivos, los quemados, los ahorcados con alambre, etcétera, etcétera son la especialidad castrense. Mentalidades torcidas y retorcidas.

No hay que tenerles ningún miedo, ningún respeto a esos militares fascistas, públicos o anónimos, de lo único que hay que cuidarse es de no darles la espalda sino ya sabes.

Sin duda, las enseñanzas de la escuela de las Américas caló profundo y dio sus frutos a lo largo de la América morena.

Cementerios clandestinos en Tegucigalpa, Honduras, el municipio de Chisec en Guatemala, Córdoba - Argentina, Montevideo - Uruguay, etc, etc etc…

En todos estos y otros lugares se usaron los mismos procedimientos. En nombre de la patria, se violan los más elementales y sagrados derechos humanos.

En el caso de los cementerios clandestinos, Chile no es el único país donde los militares remueven y desentierran cuerpos para encubrir sus crímenes. Uruguay, Argentina, Brasil, Paraguay entre otros sabe de eso también. Denominadores comunes se repiten una y otra vez
¿Coincidencias históricas o creencias valóricas?

Dictadura rima con tortura, he ahí el quid detrás del asunto.

Un olor se mezcla en el aire, a ratos es la voz anónima venida de uno no sabe que parte, otras, es el viento que susurra al oído un ¡Ahí están!
Los guijarros y la grava van gimiendo un lamento extraño al paso de los pasos, no se sabe si son piedrecillas o dientes ó fragmentos de orquídeas óseas olvidadas.

Un escalofrío caliente recorre el cuerpo, manchas como velas aceitadas de cuerpo humano tiñen las piedras y las rocas.

La tierra es dura, dura como el olvido y esa tierra forrada en salitre, sal, y acrílico y suelo rígido que momifica no sólo los cuerpos sino la historia, conservó y conserva esqueletos y osamentas que nos llaman desde todos los rincones...

¿Cuántas maneras hay de matar a un ser humano?

Sólo una, ¡Olvidándolo!

Junio, 2007.


Incluimos aquí las fotos enviadas por José Venturelli:

“Frente al mar fue el crimen”

Efectivamente, conversando con un amigo que sobrevivió el crimen (lo llevaron a ser fusilado con un grupo pero, como era conocido, lo dejaron de lado y eventualmente salió para contar la historia. Me la contó él mismo) Los pusieron frente al mar, de noche, para asesinarlo. De allí el nombre del libro que menciono en mi comentario.

**********

“Fosa común de Pisagua: Allí estuvimos todos”

La historia de como fueron encontrados y sacados la cuenta el libro mencionado. Recorriendo Chile me dí cuenta de cuanto cuesta que salgan a la vista los Memoriales ya aprobados y con fondos del Gobierno. Y se ven los atentados contra ellos.

**********

“¿Que fue la vida si esta fue la muerte?”

Este es el cementerio de Pisagua que, como sucede en el Norte Grande de Chile, “deja salir a sus muertos a tomar aire”: todo se seca y las tablas se quiebran dejando que los muertos sean visibles. De allí eso de que el cementerio parece tener más vida que la que permitió el invasor chileno del sur peruano a esta triste Pisagua.

**********

“El Memorial por la infamia”

Este memorial fue hecho tarde, muy tarde, en un país en que la palabra Justicia se perdió, menos en la cabeza de las víctimas y de sus familias. Tiene la JUSTICIA aún muchas dificultades para entrar en la cabeza de gobernantes de la inmensa mayoría donde crímenes contra la humanidad sucedieron.

**********

“Pisagua: recordando el crimen”

El cartel muestra unos versos breves de Neruda, escritos, por cierto, antes de los crímenes, que sucedieron en ese norte no sólo de bravíos sino también de esta vergüenza que quema la tierra. La historia de Chile está plagada de crímenes contra el pueblo... Siempre perpetrados por los mismos.

Las opiniones expresadas en los artículos y comentarios son de exclusiva responsabilidad de sus autor@s y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la redacción de AlterInfos. Comentarios injuriosos o insultantes serán borrados sin previo aviso. AlterInfos es un medio de comunicación plural con enfoque de izquierda. Busca difundir informaciones sobre proyectos y luchas emancipadoras. Los comentarios apuntando hacia la dirección contraria no serán publicados aquí pero seguro podrán encontrar otro espacio de la web para serlo.

Mensajes

  • CHILE - Pisagua o la herida en el recuerdo
    15 de junio 16:13, puesto en línea por José Venturelli, Pediatra

    Muy interesante y educativo este artículo sobre Pisagua. Necesita ser difundido.

    Estuve en Pisagua en Abril pasado y miré la desolación del lugar. Aislado por la tierra y, peor aún, como dice Andrés Bianque, "olvidado" para cubrir tantas verguenzas individuales y colectivas. Visitar ese cementerio que tiene más gente que la que vive en ese lugar fantasma, mirar la fosa común común que duele de sólo recordarla y no poder olvidarlo. Duele por todos y el recuerdo de quienes la hayan visto no puede ser nunca más igual.

    Existe una novela de Nelson Muñoz Morales ("Caballo Bermejo - Lejos ya, les sacarán las vendas y verán nuevamente el mar" Ediciones LOM) que recomiendo: El autor es el Juez que encontró los cadáveres en ese lugar y que merece nuestro respeto. Tuvo que "novelizar" la historia pero quien haya estado allí sabe de qué está hablando.
    La muerte, la miseria, la mentira y todo esa sarta de estupideces que dicen los "heroicos militares", sus defensores y otros "patriotas y nacionalistas" son las que siempre justificaron lo peor de nuestra historia. Desde esa mercenaria participación en "la conquista" de marras de esos territorios con los que se sirvió la imperio inglés hasta la reproducción de campos de exterminio hecha por estos pinches militares o presidencillos como "el traidor o la mosca" que menciona Bianque por su nombre legal. La mentira -desde esa astucia de esconderse frente a Salvador Allende del sátrapa dictador- ha sido lo que se ha vivido por los chilenos y que la gente de la zona, peor aún, por la que ha perdido todo sentido de su propio ser.

    Tomé algunas fotos de la fosa hecha por los asesinos y del abandono. Frente a ese increíble azul del mar donde se cometieron los crímenes y la inhóspita pared de la costa alta de Pisagua. Un mundo fantasma que parece no haber existido... si no fuera por los desaparecidos, la lista de muertos que allí hay. Y ese cementerio que parece la única cosa viva de ese lugar. Visión abismante de lo que esos autodenominados "héroes jamás vencidos" han podido hacer. Una vergüenza que debemos todos conocer para nunca más volver a permitirla.

    Fraternalmente,

    José Venturelli

    • CHILE - Pisagua o la herida en el recuerdo
      15 de junio 16:13, puesto en línea por José Venturelli, Pediatra

      Muy interesante, educativo este artículo sobre Pisagua. Necesita ser difundido.
      Estuve en Pisagua en Abril pasado y miré la desolación del lugar. Aislado por la tierra y, peor aún, como dice Andrés Bianque, "olvidado" para cubrir tantas vergüenzas individuales y colectivas. Visitar ese cementerio que tiene más gente que la que vive en ese lugar fantasma, mirar la fosa común que duele de sólo recordarla y no poder olvidarlo. Duele por todos y el recuerdo de quienes la hayan visto no puede ser nunca más igual.

      Existe una novela de Nelson Muñoz Morales ("Caballo Bermejo - Lejos ya, les sacarán las vendas y verán nuevamente el mar" Ediciones LOM) que recomiendo: El autor es el Juez que encontró los cadáveres en ese lugar y que merece nuestro respeto. Tuvo que "novelizar" la historia pero quien haya estado allí sabe de qué está hablando.
      La muerte, la miseria, la mentira y todo esa sarta de estupideces que dicen los "heroicos militares", sus defensores y otros "patriotas y nacionalistas" son las que siempre justificaron lo peor de nuestra historia. Desde esa mercenaria participación en "la conquista" de marras de esos territorios con los que se sirvió la imperio inglés hasta la reproducción de campos de exterminio hecha por estos pinches militares o presidencillos como "el traidor o la mosca" que menciona Bianque por su nombre legal. La mentira -desde esa “astucia” de esconderse frente a Salvador Allende del sátrapa dictador- ha sido lo que se ha vivido por los chilenos y que la gente de la zona, peor aún, ha tenido que tolerar hasta haber perdido todo sentido de su propio ser.

      Tomé algunas fotos de la fosa hecha por los asesinos y del abandono. Son de allí, frente a ese increíble azul del mar donde se cometieron los crímenes y la inhóspita pared de la costa alta de Pisagua. Un mundo fantasma que parece no haber existido... si no fuera por los desaparecidos, la lista de muertos que allí hay. Y ese cementerio que parece la única cosa viva de ese lugar. Visión abismante de lo que esos autodenominados "héroes jamás vencidos" han podido hacer. Una vergüenza que debemos todos conocer para nunca más volver a permitirla.

      Fraternalmente,

      José Venturelli

    • Presidentes ante que el General Pinochet, mandaban gente exiliada a Pisagua no se cual es lo tremendo que el Gral Pinochet haya mandado gente....por algo serìa no?...los muertos bien muertos estan hasta cuando con el odio a la derecha???? si hubiera sido un gobierno de izquierda estarian bien calladito..... Mata de odiosos

    • Marlene
      Que suerte tuviste de nacer ante el amparo de una derecha asesina de seres humanos en complicidad con gente como tú. Dale gracias a Dios que tus familiares no sufrieron la represión, tortura ni desaparición de ninguno de los tuyos a los que yo llamo "asesinos silenciosos". Si, así son los que callan cuando el horror se apoderó de este país sufriendo miles de chilenos por la mano asesina de algunos desquiciados que hoy mueren de viejitos y sin haber recibido castigo alguno. Pero a alguien tendrán que dar cuenta de todos los crímenes que cometieron. Y tú sigue durmiendo bajo la mancha de sangre y dolor de los que murieron o fueron torturados, mira que esa gente jamás podrá dormir tan plácidamente como lo haces tú, pues las imágines de dolor y espanto los acompañarán de por vida.
      Que tengas dulces sueños

    • Quiero preguntarle a aquellos Familiares de detenidos desaparecidos...
      Que habría pasado si hubiese seguido gobernando la Unidad Popular? Sembrando la lucha de clases, la guerra civil, armando y entrenando a terroristas en Cuba, Nicaragua, El Salvador. Por que hacen aparecer a terroristas del MIR como... jovenes idealistas?
      Por que internaron tantas armas en Carrizal Bajo.? Eran acaso para algún grupo de niñitos exploradores?
      La Escuela de Guerrillas que tenian los del Frente Manuel Rodriguez en Neptume allá en la precordillera de Valdivia...acaso eran para jugar Paintbooll.? No lo creo...!!!
      Por que este afán de aparecer ante el mundo como "Blancas palomas"? como "victimas", si hubiesen seguido en el poder, serían Victimarios.
      Si es cosa de revisar la historia antes, durante y después del periodo de los mil días de Allende, del desabastecimiento, de los desordenes, de la anarquía, de las colas para conseguir un misero pollo o pan negro.
      Me imagino que se olvidaron de las GAP (Grupo de Amigos del Presidente) o mejor dicho...tropa de matones, acaso olvidaron la golpiza a los camioneros en Linares? Hubiese seguido la Reforma Agraria, o mejor dicho Robo de tierras en los campos.? Claro que si, si eso no sale en los libros de historia, historia que ustedes se han encargado de cambiar para favor propio.
      Los invito a leer sobre Vietnam, China y la propia Unión Sovietica en tiempos de gobernación Comunista, averiguen cuantos muertos hubieron en cada país bajo el yugo marxista...por el solo hecho de pensar distinto, por el solo hecho de no ser "compañero", averiguen de cuantos muertos fue responsable Stalin y Ho Chi Ming en sus respectivas dictaduras.
      Dejenme decirle que viví en Santiago durante el Gobierno de Salvador Allende, sí del Compañero Allende, él que llegaba a lavarse las manos con cloro después de sus visitas al "Pueblo", viví sus días de gobierno popular..."el pueblo para el pueblo"...dejenme decirle que eso era mentira, si no eras de la JAP (Junta de Abastecimiento Popular), no tenias nada que darle a tus hijos y cuando digo nada, es nada, si hasta para comprar cigarros había que hacer "cola"...claro de eso ustedes también le hechan la culpa a la derecha...jajaja
      Hasta cuando se van a hacer responsables de la historia.? o de haberla cambiado en favor de ustedes y los suyos.?
      Un abrazo de un chileno y no un "vende patria" como ustedes amigos mios.

    • Señor?

      Con todo respeto, siento un dolor muy profundo leer su comentario. Esa guerra no la inventamos los familiares. Y con el dolor ajeno me parece, que no se debe jugar.
      Soy hija de ejutado en Pisagua y con once años al general Pinochet y sus lacayos le debo haber enriquecido mis conocimientos, al regalarme una vivencia macabra, única e inolvidable en la historia de Chile.
      Le agradezco mis años de miedo, cada minuto, cada instante, el terror que provoca en mí ver los hombres vestidos de negro, o de gafas oscuras. Le agradezco los años de agonía, también reconozco que me enseñó a sentir miedo al acostarme, de sentir pánico a las esperas, las noches largas, a la oscuridad, a los cementerios, a las misas, a los cambios bruscos, a que me apunten con el dedo. Pero por sobre todas las cosas le agradezco porque me premio con mi temor frente al espejo, donde con frecuencia veo el rostro amargo de una niña de once años, a las cámaras fotográficas en que se refleja mi dureza y mi faz interior. Siento decir que también que le reconozco al general que me haya enseñado a olvidar la canción nacional. Son muchas las cosas que debo agradecer al general y sus hombres sin rostros.
      Todo esto me recuerda mi doloroso pasado. , ¡Que simplemente detesto!

      Hay algo curioso, que no puedo dejar de mencionar en la historia de las generaciones. Evaluamos y criticamos . Decidimos que cosas quisiéramos repetir y cuáles jamás haríamos con nuestros hijos. Y sin embargo, muchas veces nos sorprendemos haciendo justamente aquellas cosas que criticamos. El amor viene de la mano del respeto, no de la tolerancia, solía mi padre decir, es como la gratitud, que sigue siendo uno de los valores más olvidado en nuestros tiempos. Olvidamos con rapidez a quienes nos ayudaron, pero sufrimos cuando nos olvidan. Quizás es tiempo para recuperar la memoria histórica, y valorar las cosas buenas que diariamente recibimos. Y por último
      Nada puede devolvernos el tiempo
      Pero la belleza persistirá siempre
      En el recuerdo de mí padre y sus compañeros.

    • ETERNA VIDA

      No recuerdo- en el medio solitario de la perdida- cuando fue la primera vez, o cómo llegué a pensarlo. Sólo sé, que al encontrar el reloj de mi abuela un día en Oslo e imaginando una carta de papá enviada a mí desde la cárcel, las siguientes frases fueron para mí, más que una constante, una eterna consigna de mi vida:
      “… no quiero que mis ideas se queden sin voz, no quiero que dejen de oírlas, mis pensamientos, son mi vocero. Son mis ideas, mis palabras…”
      Aunque el papel de la carta en mi solemne imaginación, había perdido su forma y se alargaba a cuatro lados, pienso en él y su imagen, como el límite inmortal de este papel y como la cicatriz que crece en la flor del desierto lo recuerdo.
      En mi espejismo, comencé a erguirme entre sus papeles en casa de mi abuela, entre los pedazos de cartón con versos olvidados, entre su escritura pequeña y ágil. Papi solía escribir todos los pormenores de su vida y guardarlos celosamente en algún lugar de la casa. En mi espacio limitado le grite. ¡Ayúdame! No quiero que te asustes si por algún motivo no escribo mucho de ti! He envuelto algunos granos de tu vida en un pañuelo y con un hueco de tu ausencia lleno de mi cariño tuyo llego eternamente hasta ti.
      Cada año te siento a mi lado y traes el aire fresco de la primavera recién estrenada, miro tus ojos con nostalgia. Tus ojos papi. Es que apenas los recuerdo, me crie en la tristeza de tu ausencia. Resumida entre las manos extendidas un día cualquiera, vi con asombro la niña mayor. El espejo un día me dijo que estaba creciendo, y fue el, que me reflejo el pensamiento de la vida. Desde ese instante, sentí retener lo que pertenecía a otros, a sus compañeros, a los trabajadores, a los estudiantes, a los niños. Con mi pronta madurez laboriosa, en Oslo uní los recuerdos que pronto habrá que separarnos. Vertí mis lágrimas y te entrego al recuerdo. Al pueblo que recibió tu sangre humilde, tu sangre joven, llena de ardores, deseos, esperanzas.
      ¡Al Pueblo de Chile! A ese pueblo que alimento tus ideas, haciéndolas fuertes y generosas: entrego tu eterna vida papá.

      LEANDRA BRUNET
      Hija de Marcelo Guzmán
      ejecutado a sus 34 años, en Pisagua el 29 de septiembre 1973, jefe del servicio nacional de salud en el hospital de Iquique.

  • Lógicamente lo momios no ponen el nombre, siempre tan ignorantes sus opiniones, con tan pocos argumentos para respadar su mesquina posición. Supongo que sus violentos juicios cambiarían si hubieran encontrado en esta fosa a un hermano, padre, abuelo o esposo acribillado a balasos por una falsa ley de fuga con los ojos vendados, las manos amarradas a la espalda y con el marco de fusilamiento puesto en el pecho, en tiempo de guerra decían... consejos de guerra decían... por participar en un gobierno que fue boicoteado con huelgas de camioneros pagados y un desabastecimiento teledirigido y financiado para crear malestar y angustia en la población.
    Lo que más me apena es que esta gente siga tan ignorante y ciega con evidencias tan contundentes y claras en su cara. Un verguenza y una pena este país desmemoriado, absorvido por la banalidad, aplastado por el consumismo, sin identidad alguna, una real pena la ignoracia.

  • Mi padre fue un trabajador de una empresa automotriz que tenia una vida bastante normal y tranquila hasta el dia que fue elegido Salvador Allende como presidente de Chile, tenia un cargo de mando medio que nos permitia vivir relativamente tranquilos, pero pronto una vez que salio elegido Allende la empresa fue intervenida, mi padre siguio trabajando pero ahora para el Estado quien envio un Interventor y administrador "de gobierno". Ellos usaban sobaquera una pistola bajo la chaqueta que la mostraban cuando alguno de los trabajadores osaba criticar al gobierno o a la administracion del partido Socialista......! Oh compañeros del pueblo como habeis cambiado al tener poder !!!!.......ratas sin sesos avidas de poder y sin las condiciones para poder hacerlo - decian para callado algunos de los mecanicos de la empresa..........en que se diferencian de los militares....en las banderas que enarbolan...en el resto son la misma porqueria.

    Bueno como mi padre no tenia posicion politica, sino que el queria una convivencia normal y respetuosa entre todos y ellos por esa razon lo denominaron MOMIO, se lo decian cada vez que podia - !!! Mira conchetumadre sino te inscribes en el PS y te dejas de wueas va a ser uno de lo primeros en colgar del mastil mayor cuando el socialismo este definitivamente impuesto en Chile, asi que mejor apoyanos sin preguntar y dejate de conversar con esos momios culiados !!!......esos momios culiaos eran su gente a cargo a los cuales tenia que dar ordenes diaraias y tener reuniones de trabajo.....como les dejaria de hablar ???

    Me pregunto a la luz de lo planteado, quien comenzo con las amenazas e insultos......hoy he tenido la oportunidad de conversar con las nuevas generaciones de socialistas y no distan mucho de esos socialistas......incluso mas, los comunistas tienen un juicio mas critico del gobierno de Allende y de su actuar que los propios socialistas quienes son condecendientes hasta con sus propios delitos cuando fueron gobierno.....

    Por eso no es lo unico......quieren ajusticiar a Pinochet por asesino, con lo que concuerdo total y absolutamente, por que nadie puede perseguir ni matar a otro por su pensamiento politico, pero por otro lado defienden y asilan a Erich Honecker, el creador del muro de Berlin y quien dio al orden que matar a aquel que intentase cruzarlo.....matar a quien quiera ser diferente !!!!!

    http://es.wikipedia.org/wiki/Erich_Honecker

    Cuando la izquierda chilena sea mas autocritica y de una vez por todas les de el mismo valor a los muertos politicos de ambos lados......solo ahi seran creibles para el chileno comun y corriente, aquel que trabaja dia a dia, sin militancia y sin prevendas politicas.

    Markos R.

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.