Portada del sitio > Español > Latinoamérica y Caribe > CHILE - Entrevista al dirigente mapuche Rodrigo Huenchuyan Kayul de (...)

Desde la clandestinidad en el Wallmapu para el mundo

CHILE - Entrevista al dirigente mapuche Rodrigo Huenchuyan Kayul de Temucuicui

Meli Wixan Mapu

Lunes 17 de septiembre de 2007, puesto en línea por Chiara Sáez Baeza

9 de septiembre de 2007 - Meli Wixan Mapu.

Marri marri Peñi!

Marri marri peñi!

¿Su nombre es?...

Mi nombre es Rodrigo Huenchuyán Cayul, soy dirigente clandestino de la comunidad Mapuche de Temucuicui, de Ercilla, novena región.

¿Cuál es su situación actual?

Bueno, en estos momentos me encuentro de manera clandestina, debido a la persecución política y judicial que existe en mi contra por parte del estado chileno, con la cual buscan silenciar las ideas que tenemos muchos dirigentes que hemos optado por la vía de reivindicar nuestros legítimos derechos y que el gobierno y el estado chileno han buscado de esta manera silenciarnos, poniendo estos supuestos delitos que según ellos nosotros hemos cometido, y eso va en mi caso particular de daño, amenaza, que denuncia el particular René Urban, e incendio, que también en el último tiempo me han impuesto. Entonces yo, como dirigente social, dirigente mapuche, que en un momento tuve que asumir parte de la dirigencia de la comunidad, cuando ésta quedó también sin dirigentes, después de haber reivindicado y que nos haya sido entregado a nosotros el Fundo Alaska que había estado en manos de Forestal Mininco, proceso que también nos dejó consecuencias negativas, y entre eso estuvo el perseguimiento y encarcelamiento de todos los dirigentes que llevaron adelante esa negociación y ese proceso reivindicativo de nuestra tierra. Fue en ese momento en que yo tuve que asumir a petición de toda la gente de la comunidad, parte de la dirigencia, y también comienza en contra mía una persecución constante que finalizó en estos enjuiciamientos arbitrarios, y que considero que son injustos. Como dirigente me he preocupado de velar por que se cumplan los derechos del Pueblo Mapuche y en particular de la comunidad de Temucuicui, y si eso es un delito, ése es el delito por el cual me tendrían que perseguir y no atribuirnos la autoría de los que supuestamente se cometen y que nosotros, los dirigentes, somos culpables de ellos.

¿Cuáles son las causas de que a usted se le acusa?

Bueno, como le mencionaba, yo estoy en estos momentos siendo perseguido, con formalización, de aproximadamente cinco causas. Hay varias causas por amenaza, y daños a la propiedad privada. Esas son las acusaciones que hay. Pero la más grave es por incendio, una supuesta quema de galpones que son del particular René Urban, y que él denuncia. Entonces yo, en un momento, por las primera cuatro causas, mientras yo ejercí como dirigente público, estuve acatando todas las medidas cautelares que el Ministerio Público solicitó al Tribunal y que el Tribunal cedió, que era no acercarme al particular ni acercarme al predio de este señor, y firmas quincenales en la fiscalía del Ministerio Público de Temuco, en el cual, en ese momento, esa acusación quedó con un plazo de investigación de ocho meses, y bueno, pasaron como dos años en los que yo estuve firmando y no hubo cierre de investigación ni ninguna cosa y posterior a eso hubo otra formalización de incendio, en la cual en un principio el tribunal de Colli Pulli me dejó en libertad pero la corte de apelaciones de Temuco revocó esa medida e interpuso la prisión preventiva, y yo considero que esa prisión preventiva responde a la presión que existe de parte de los particulares, de parte de las forestales y parlamentarios de derecha que nos inculpan a nosotros y nos sindican como los responsables de esos ilícitos y todo responde a esas peticiones por cuanto yo no acepto, por que considero que es una persecución política hacia todos los dirigentes y como decía también a todos quienes se atreven a luchar por los distintos derechos que a nosotros nos asisten como pueblo.

¿Cuánto tiempo lleva y qué ha significado para usted estar en la clandestinidad?

Yo, aproximadamente peñi, llevo tres años siendo acusado y voy a cumplir casi tres años de clandestinidad, y lo que ha significado estar en esta situación es bastante complicado en diferentes términos, ya sea, en términos comunitarios como comunidad, en términos familiares y en términos personales también. Como comunidad, nos han dejado sin un dirigente, sin una persona que pueda dar a conocer los diferentes atropellos que se van cometiendo en contra de la comunidad, eso por un lado y por otro, en términos familiares, el dejar a mi familia, el dejar a mi hija por ejemplo, a mi pareja, y tener que salir y abandonar a la familia y abandonar también a la comunidad. Y en términos personales, ahí bueno, uno en este camino, en este proceso hay dificultades en cuanto a enfermedades, que hemos tenido que soportar recurriendo a nuestra propia medicina y que nos han tenido bastante complicados, y es una situación bastante dura, bastante sacrificada. Es muy complicado estar en esta situación como persona mapuche por que hay muchas cosas, por ejemplo, no tenemos los recursos económicos suficientes como para estar abasteciéndonos, para estar abasteciendo a nuestras familias, a nuestros hijos, estar dándoles la educación adecuada que ellos se merecen, estarles dando el trato de niños que ellos se merecen, a nuestras familias, a nuestra comunidad. Entonces todo eso es una presión sicológica que nos va aumentando día a día, y que nos mantiene también muy expectantes, sobre que puede pasar en cualquier momento con nosotros. La opinión pública sabe, y nosotros como dirigentes y miembros de comunidades sabemos que, cuando nos persiguen, cuando la inteligencia se inserta en las comunidades buscándonos, hay muchos recursos, hay mucho dinero para eso, y cuando finalizan con la detenciones de nuestra gente son muy violentas, nunca son de manera pasiva. Entonces, todo eso nos perjudica y nos mantiene de esta manera, muy expectantes sobre cuál puede ser la situación a futuro que nosotros podamos tener como dirigente clandestino y de nuestras familias que también están asumiendo todo este costo negativo, de falta de recursos y de tenerlos en esta situación complicada en términos económicos.

Cómo todos sabemos, Temucuicui ha sido una de las comunidades emblemáticas dentro del último proceso de lucha de nuestro pueblo, y eso también les ha llevado a vivir una situación constante de represión ¿Qué ha significado para la comunidad en la actualidad vivir todo esto, especialmente los niños que quedan con secuelas sicológicas de vivir el terrorismo de estado?

Bueno, el tema de la represión policial en contra de la comunidad tiene una consecuencia negativa por que va sembrando el odio, la ira, en todas las personas y especialmente en los niños que están sufriendo y que no entienden lo que está pasando. Ellos se quedan con las imágenes de violencia, que están viviendo al momento de la detención de un padre o algún familiar, que se genera al momento del allanamiento de una vivienda, en los destrozos de las casas, en todo, en los disparos. Entonces es muy complicado, y lamentablemente, yo lo digo de esta manera, nuestra gente se ha ido acostumbrado a esta realidad y no es bueno ni es recomendable que la gente se acostumbre a vivir en esta situación en un país que se dice democrático, en un país en el que a nosotros no se nos respetan nuestros derechos, que la gente se vaya acostumbrando a vivir siempre perseguidos, siempre siendo filmados, siempre custodiados por carabineros, por que en Temucuicui existen más de cien efectivos policiales de fuerzas especiales que resguardan el predio del particular, que controlan a la gente en los caminos, que detienen a la gente arbitrariamente, que incursionan por la noche, que realizan disparos alrededor de la comunidad y toda esa situación va generando, como le digo, ira, y una agresividad en la gente, sembrando el odio entre los niños y la gente. Yo no sé, o va a ser exclusiva responsabilidad de estos niños que están viviendo esta situación, como va a ser su reacción cuando sean mayores y se den cuenta de la grave situación que hemos atravesado, de lo que estamos pasando nosotros como comunidad, y muchas otras comunidades, que como le decía, se han levantado y han dicho que nuestra situación como mapuche no es tan buena como dice el estado, y hemos tenido que ejercer medidas de presión para que el gobierno ponga atención y atiendan las demandas que llevan las comunidades y el pueblo mapuche en general.

Con su experiencia ¿Cuál es su visión general de lo que se viene a futuro en la lucha Mapuche?

Yo creo que con todo este odio que han sembrado, con la respuesta que ha dado el gobierno ante las demandas, que no ha sido buena, las comunidades en algún momento tendrán que asumir otra manera de presionar al gobierno para que deban ellos responder, Y también creo, que por ahora, en términos políticos y en términos de dar solución a todas las demandas, el gobierno no tiene ninguna voluntad de solucionarlas y creo que el futuro es aún incierto para el Pueblo Mapuche mientras no haya una voluntad política de parte de las autoridades de solucionar las demandas de las comunidades. Por ejemplo, tiempo atrás, en proceso eleccionario del gobierno de la concertación y de la Michelle Bachelet, cuando aún estaba en su candidatura a la presidencia, juntó a cinco mil mapuche en la zona de Imperial y ella les prometió un verdadero reconocimiento constitucional al Pueblo Mapuche, y la aprobación del Convenio 169 de la OIT, que de alguna manera son herramientas que dan algún tipo de protección a los derechos de la comunidad. A lo largo del gobierno de esta presidenta todavía no se obtiene ningún resultado positivo. Se pretendió mandar un proyecto de reconocimiento al congreso este año y donde nuestra comunidad fue una de las comunidades que viajó a Temuco y allá dio a conocer el descontento que había de parte de las comunidades a ese supuesto reconocimiento, ya que no se reconocían nuestros verdaderos derechos como son el derecho a la tierra, el derecho al territorio, el derecho a los recursos del suelo, del subsuelo, del idioma, a la participación política. Ese proyecto no contemplaba ese tipo de reconocimientos. Esos son los verdaderos derechos que tienen que ser reconocidos para que nosotros podamos tener una verdadera y sana convivencia con el resto de la sociedad, y eso es lo que no se ha dado y es por eso que la comunidad de Temucuicui ha estado luchando, y esta es la razón por la cuál también la comunidad ha sido reprimida y han sido perseguidos sus dirigentes. Esa es la idea y ésa es la visión que nosotros tenemos para solucionar los verdaderos problemas que tenemos como Pueblo Mapuche y en particular como comunidad de Temucuicui.

Peñi, si ahora nos pudiera dar un mensaje al Pueblo Mapuche en general y en particular a todos esos mapuches que viven en la ciudad, especialmente a los jóvenes que no tienen mayor conocimiento de la situación que viven pu peñi como usted, pu lamuen que también están en las mismas condiciones ni de lo que se está viviendo actualmente en las comunidades.

Bueno, yo a los peñi, de alguna manera también los entiendo. Ellos están fuera de las comunidades, y muchos deben ser de la misma edad mía. Yo soy un dirigente súper joven, tengo apenas 26 años, y estoy en esta situación. Me quedé en la comunidad a aprender lo necesario para darme cuenta de lo mal que estamos y esa es la razón por la cuál me quedé. Sabiendo que nosotros, como comunidad, el espacio territorial que tenemos nos obliga a caminar más allá o a buscar otros horizontes donde nos podamos desarrollar. Lamentablemente, en Santiago no están todas las condiciones como para poder realizarse al igual que en la comunidad. Yo entiendo esa parte. Pero también les digo a ellos y a todas las personas que se encuentran fuera de sus comunidades que se interioricen más, que tengan mayor interés, que se cultiven en saber más de sus comunidades y la situación que está atravesando su gente en estos momentos, para poder solidarizar y ayudar también a que todas las comunidades podamos en conjunto con ellos llevar este preciado buen desarrollo y el bienestar que todos los mapuche deseamos, y por el que peleamos para tener una verdadera participación en este país y que se nos reconozcan nuestros legítimos derechos. Este es un mensaje para ellos, para que sepan más, como le digo, sobre la situación que está viviendo su gente; los niños, los dirigentes, los clandestinos y los encarcelados por que todos son consecuencia de una lucha. El tema de represión es consecuencia de una lucha y es la respuesta del gobierno a una idea, con encarcelamiento y todo. Acá nosotros, como yo le digo a los peñi, tenemos mucha gente herida, herida a bala, por ejemplo, torturada, que a lo mejor, así como yo lo digo, o la prensa da a conocer, la gente no cree que pueda estar pasando en este país este tipo de situaciones, pero nosotros, peñi, lo estamos viviendo, lamien, nosotros estamos viviendo esta situación. Nuestros niños, que a lo mejor son de la misma edad que sus niños, que juegan a lo mejor allá, acá no pueden jugar tranquilos por que están siendo vigilados, están siendo filmados, amedrentados, y están tensos todo el tiempo cuidando a sus padres, por que en cualquier momento van a llegar los carabineros y pueden agredirles y agredirnos y detenernos a nosotros también. Están siempre atentos para que estemos bien y no son niños que puedan estar tranquilos y puedan desarrollarse mentalmente de buena manera. Sicológicamente ellos están dañados, físicamente también. Entonces, lamien, peñi, yo les pido que hay que poner un poco más de atención y asumir más compromiso con su gente, para con nuestra gente, y así, entre todos, iniciar un camino que nos lleve a que en este país, en algún momento, seamos y tengamos los derechos que nos merecemos como pueblo Mapuche.

Hace pocos días atrás cayó detenido un hermano suyo, ¿qué nos puede comentar sobre ésto?

Él cayó estando en la misma situación que yo. Es una persona importante dentro de la comunidad. Él es un palife, un trutrukero como se denomina dentro de nuestra cultura, un kona de nuestra comunidad, y lamentablemente carabineros, que resguardan el predio del particular René Urban lo detuvieron. Esta persona que cayó, regresaba después de estar mucho tiempo alejado de la comunidad a visitar a su gente, y bueno, como aquí nosotros sabemos, la inteligencia y los recursos que destina el estado en esta materia son cuantiosos, para pagar a gente e informantes, y lamentablemente a él lo detuvieron en ese trayecto, cuando regresaba y estaba entrando a la comunidad a visitar a su familia. Ahí fue detenido. Y bueno, yo hace tiempo que no tenía contacto con él y a lo mejor en mucho tiempo no lo tendré por que ahora se fue preso. Pero son realidades, son consecuencias. Él asumió también que en algún momento iba a ser detenido, y la familia también. Yo creo que sicológicamente también debe estar firme y con la convicción de que nosotros no hemos cometido ningún delito y que quizás el delito que hemos cometido es dar a conocer la realidad de la comunidad y defender nuestros derechos y por eso nos persiguen. Él estaba conciente de eso y es lamentable que esté preso por que es un encarcelamiento injusto y arbitrario a la vez. A lo mejor va a ser el destino de otros dirigentes y muchas otras personas más, pero bueno, ante esas cosas hay que estar atentos para apoyar y solidarizar con ellos.

Bien peñi, para finalizar, ¿quisiera agregar algo más?

Yo creo que también un saludo a todos los peñi y lamien que lean estas palabras, y bueno, ojalá que puedan asumir algún tipo de compromiso y solidaridad con la comunidad de Temucuicui, que muy mal lo están pasando los peñi ahí, y bueno, de esa manera contribuir a que no sea tan difícil esta lucha, que sabemos que es muy difícil pero de esa manera hacemos que no lo sea tanto y sea más bello aún las justas reivindicaciones que llevan adelante las comunidades, por que tenemos el legítimo derecho de reclamarlos y que sepan que esta es una lucha justa, sana, limpia, y que mucha gente en los medios de comunicación, televisión, prensa radial y escrita han querido empañar con acusaciones infundadas y gratuitas llamándonos a nosotros como delincuentes y terroristas y que esas han sido prácticas de querer dañar la imagen de esta linda y bella lucha que llevamos en las comunidades y el Pueblo Mapuche en general.

Bien peñi, chaltu mai, pewkayal.

Pewkayal peñi, y bueno, gracias también.


http://meli.mapuches.org/article.php3?id_article=474

Las opiniones expresadas en los artículos y comentarios son de exclusiva responsabilidad de sus autor@s y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la redacción de AlterInfos. Comentarios injuriosos o insultantes serán borrados sin previo aviso. AlterInfos es un medio de comunicación plural con enfoque de izquierda. Busca difundir informaciones sobre proyectos y luchas emancipadoras. Los comentarios apuntando hacia la dirección contraria no serán publicados aquí pero seguro podrán encontrar otro espacio de la web para serlo.

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.