Portada del sitio > Español > Latinoamérica y Caribe > CHILE - Los Carabineros también son seres humanos

CHILE - Los Carabineros también son seres humanos

Ariel Zúñiga

Viernes 8 de agosto de 2008, por Ariel Zúñiga

Por obvio se olvida que los Carabineros, la policía uniformada de Chile, se compone de seres humanos. Es que también se trata de aquellas verdades que se ocultan, o se maquillan al punto de no distinguirlas.

No doy estas declaraciones por el afán de que me hagan llegar una medalla, o una luma de plata como le hicieron llegar a los periodistas golpeados para el 21 de Mayo; tampoco quiero caerle en gracia a alguno para evitar el pago de una multa de tránsito. Lo digo simplemente por que es así. Los médicos, hasta los institucionales, pueden dar fe que su sangre es roja y no verde como ellos mismos dicen tener; que tienen problemas, económicos en gran parte, como cualquier chileno; que sufren con sus largos y extenuantes jornadas.

Desde su institución y el gobierno los instruyen para que se les olvide eso, para que se coloquen en un extraño lugar de superioridad física y moral con el resto de la población. No pueden relacionarse con quién quieran, no solamente me refiero a que sean amigos de traficantes de heroína, sus amistades son escrutadas para que no se afecte la superioridad moral a que me refiero y eso incluye las opiniones políticas. El resultado es que los pacos conversan entre pacos y sobre cuestiones de pacos. Viven en poblaciones normales, pobres, como la mayoría de los chilenos, pero su relación con los vecinos se reduce a salir a espantar a un par de marihuaneros con su arma de servicio.

En un país en donde el porte de armas se encuentra absolutamente prohibido, los pacos se distinguen por su uso monopólico. Los miembros de la policía de investigaciones (PDI como quieren que les llamen, ratis como les diríamos todos los demás) son muy pocos y cada día más se confunden con cualquier vendedor de celulares sino fuera por sus placas colgantes que deben exhibir, y sólo pueden exhibir, durante los operativos. Los pacos en cambio, son pacos las veinticuatro horas del día: Se visten como pacos, caminan como pacos, hablan como pacos, escriben como pacos, etc.

Su adiestramiento es prodigioso y se lo quisiera cualquier institución armada del mundo. Un espíritu de cuerpo digno de los trescientos de las Termophilas, una incorruptibilidad incomprensible con los escasos sueldos que reciben. Se trata de una lealtad canina, y en específico de quiltro. Capaces de soportar el frío y quedar tapados de nieve cuidando una bandera con veinte grados bajo cero en la laguna Icalma, o la puna del altiplano. Condiciones en las cuales cualquier ser humano desertaría, el paco, se queda y se la aguanta.

Cualquier ingeniero serio debiera aplicar la lógica de los soviéticos: Si funciona no lo cambiemos. Como nuestro país es gobernado por ingenieros ninguno quiere ni cambiarles los cinturones con miedo a que sea la causa de que sean como son. Es la institución más confiable incluso yo, un objetor de su proceder confeso y consecuente, los he llamado en casos extremos.

Y como cualquier sujeto pensante de este país he debido lidiar con su lógica de atari, como reza el dicho “anda explicarle al paco”, tiempo perdido. Y como cualquier sujeto con un mínimo de dignidad he debido soportar sus palos, arrancar de sus persecuciones arbitrarias, esquivar a sus perros, perdigones, gases tóxicos, zorrillos y lanza aguas.

Son estas ultimas acciones de los pacos, las que los ponen de inmediato fuera del género humano, del entendimiento, de lo razonable. Todos los carabineros tratan así y peor a los más pobres, a los más vulnerables, a quienes se les puede decir delincuentes sin que se querellen por calumnias; lo autóctono es que actúen como policía política en un régimen democrático y con una dureza equivalente a la de muchas dictaduras. Cómo es posible que cuarenta mil seres humanos vivan tan enejenados como para obeceder ordenes por más aborrecibles ellas sean. Hace diez años se les impidió protestar por sus malas condiciones salariales y para evitar sancionen fueron algunas mujeres de carabineros que protestaron por sus esposos, otros carabineros, las detuvieron violentamente en la vía pública haciendo uso y abuso de toda la fuerza por muy ilegal fuera; las golpearon y también a varios periodistas que registraban la agresión. Los maridos de las mujeres golpeadas y detenidas fueron de además sancionados.

Desde la semana pasada unos CD ROM han circulado por comisarias del sur de Chile convocando a movilizarse. Que la información circule de este modo debe ser para evitar que la cadena de correo electrónico pueda permitir el origen del reclamo o la cantidad de potenciales movilizados pero, la subsecretaria de carabineros, la otrora jefa de estudios de Paz Ciudadana Javiera Blanco, declaró hoy lunes en la radio Bio Bio que de todos modos uno de esos CD incautados sería peritado en el laboratorio criminalístico (LABOCAR) para saber quien fue el insubordinado y sancionarlo. Sin turbarse amenazó con las penas del infierno a los responsables de este acto de sedición prohibido expresamente por el código de justicia militar.

El carabinero que golpeó a mansalva a un periodista gráfico en el 21 de Mayo no ha sido sancionado. La subsecretaria de hecho jamas se refirió a tales hechos ni menos en carácter de superior jerárquico como sin pudores se condujo ante Julio Rodríguez, su entrevistador; en la radio Bio Bio dijo sin tapujos “mis carabineros”. Cuando se trata del cumplimiento de las ordenes del gobierno éste, se esconde tras el mando, sobre una extraña fábula en que los carabineros son independientes, autónomos y jamas bajo ninguna circunstancia cometen errores. En último caso es la justicia quien los investiga pero jamas se amenaza si se aplica sanción alguna a los pacos cuando actúan en tanto policía política.

El que carabineros sea una policía política consiste en una roca en el zapato para los farsantes que quieren decir que llegó la democracia. El mando siempre ha sido el gobierno de lo contrario debemos concluir forzosamente que somos víctimas de una dictadura uniformada manejada desde la calle Zenteno. Aquellos que se dedican a cuadrar el círculo también deberán explicar porqué cuando carabineros pega o mata interviene la justicia militar y sobre porqué no pueden exigir sus derechos humanos mínimos como el de asociación, reunión y negociación sindical. La subsecretaria amenaza con aplicarles el código de justicia militar pero hasta donde yo sepa no estamos en ninguna guerra y los pacos son civiles como cualquiera de nosotros.

Hasta donde sé son humanos igual que cualquiera de nosotros y nos tratan peor que bestias cada vez que el gobierno se los ordena, peor aún, el gobierno los trata por lo general peor a ellos que nosotros y ellos responden siendo más leales, menos corruptos y más enajenados. Explicar esta situación es muy difícil, se trata de una especie de psicosis colectiva en la cual discurren miles de personas y que permite que el país se mantenga intacto, en un estado de pubertad permanente.

responsabilite

Mensajes

  • Sobre este punto yo creo k no son nada de lo k comentados por que si son corruptos desleales con los compañeros etc.esto se explica simplemente por la oficialidad. ya que ellos por ser de nombra-miento presidencial, les pagan mas y gozan de mejor situación etc. y en los pacos es mucho mas fuerte esa discriminacion. Son los oficiales los mas corruptos en esa institucion, yo podría mucho cuidado.
    De muestra solo un Botón.
    Salieron tres pacos a una misión particular por por orden del mayor de la carnicería. el propio mayor, un sargento y un paco común y corriente a una parcela de un particular, a cortar unos palos, y saben lo k paso uno de estos proceres se subio al techo de un inmueble con escaso poder de sujecion, bueno cuento corto el k estaba en el techo se le callo una moto-sierra la cual callo en la cabeza del paco común k corriente y saben k hicieron los lindos lo dejaron k se desangrara y cuando creyeron k esta muerto llamaron la ambulancia o sorpresa cuando esta aprecio el pobre paco estaba vivo. hay a la fecha no hay culpables el mayor y el sargento gozan de la vida kien me explica eso (fiscalía militar valpo si kieren info pos ) ya xavela para pensar

    • En mi larga experiencia como ciudadano de este país, he visto y oído sin cuestionar, “muuuuchas” cosas, tragando las historias que los medios unilateralmente nos quieren mostrar, si por intereses políticos no lo se, si por intereses económicos no lo se, si por motivaciones ideológicas o personales no lo se, pero lo que sí se, es que mucho de lo que se nos muestra es simplemente lo que desean que veamos... no lo que es, sino lo que aparenta ser, lo que se nos muestra no es la realidad en la que vivimos... Las medias verdades matizadas y polarizadas de acuerdo al lente y al ojo de un asertivo reportero y al prisma personal del editor en plaza, solo nos muestra mas engaños, falacias o desvíos, que nos aturden y confunden... mutilando la realidad y desplazando lo que realmente debe importar a un plano terciario, cambiando cual cartas de una baraja, en una suerte de mesa de apuestas, lo que si se debe informar, por una «valiosa, frívola y estúpida» carta en forma de crónica sobre la vida de una persona que lejanamente aporta algo útil a la sociedad, cuines, chismes y estupideces, la televisión de este país se a transformado en mentirosa, y los noticiarios, en viles editores de la realidad, pero no somos tontos y sabemos que las verdades a medias, son simplemente mentiras.

      He visto y oído por años las mas risibles estupideces pero también, las más loables historias, relatos de un Chile histórico, de próceres de un valor inmaculado... de hombres y mujeres de un patriotismo sin medida, de poetas nóveles y deportistas de oro, plata y bronce, pero también, he llorado con historias que tocan la extrema pobreza vencida por el amor, el esfuerzo y la familia, con historias de invalidez que marcan una vida y te ayudan a darte cuenta que con tu cuerpo completo y tus cinco sentidos funcionando no deberías quejarte de nada, pero también he llorado por otros hechos que no sacan mas que rabia de este corazón soluble en lágrimas. Historias de incompetencia, abandono y de irresponsabilidades sociales que rayan en la crueldad, como he de olvidar al indefenso Igor Barraza, aquel pequeño de tan solo un años y seis meses, quien, buscando protección bajo una cama y aferrado a un mendrugo de pan, murió de hambre y asfixia... su madre había muerto quince malditos días antes que él y sin embargo, nadie estuvo ahí, nadie llegó para rescatarlo a tiempo de tan cruel e inimaginable sufrimiento. ¿Quién lo acompañó?... solo sus llantos, el insoportable dolor del hambre y el frío, pero el mas terrible de sus fatídicos compañeros fue el miedo. ¿Qué, por favor díganme, qué debemos cambiar en este país?.. Necesito con urgencia saberlo...

      Hoy y después de leer no solo en este sitio sino en muchos otros, la tamaña estupidez de mis conciudadanos, quisiera decirles unas cuantas cosas... con el mayor de los respetos. Quien tenga oídos para oír, que oiga.

      Un Carabinero, robusto y de buen parecer, padre de familia y entregado a su labor de servir, muere a causa de una certera y mortal bala en su cabeza, muere a pocos pasos de sus colegas y a la vista de docenas de horrorizados transeúntes que huyen de los destrozos de «manifestantes» enfervorizados por un hecho que no vivieron y que lejanamente logran entender, manifestantes que, a razón de hechos consumados resultan ser simples delincuentes esperando el caos para actuar y saquear sin mesura alguna ni respeto por nadie, estos enardecidos manifestantes no sobrepasan los 24 o 25 años, y el menor bordea los 9 ó 10 años, todos oímos en los noticiarios como un amigo y colega, con abierta desesperación repetía las palabras de quien sin saber que hacer demuestra su impotencia ante tan terrible hecho... con un llanto natural de quien siente el dolor de una perdida inminente, llanto ahogado solamente por el temperamento solido de una Carabinera como muchas que usted ve cerca de su barrio, orgullo de nuestra nación.... aquel Carabinero robusto, amable y buena gente, amigo y compañero, padre y esposo, cae en plena vía pública, su cuerpo se desploma entre el humo de las candentes barricadas y las lacrimógenas, sobre el asfalto cubierto de piedras que otrora fueran proyectiles, sobre el polvo y su propia sangre... muere cumpliendo su terrible deber... el deber de restablecer el orden, incluso a cambio de sus propias vidas, para entregarnos a todos y a cada uno de nosotros, paz y tranquilidad, esa paz que día a día se aparta de nosotros, o que mas bien, nos deja, cual esquiva golondrina que aparece solo en los días soleados... su sangre mis amigos, si... es roja, de un rojo ardiente y doloroso, pues cuando un carabinero, no cualquier ser humano, un verdadero Chileno cae cumpliendo con esa obligación heredada de ser valiente, todo un país gime... y algunos de nosotros, Chilenos que amamos a nuestro país y entre contradicciones y sentimientos encontrados, también amamos a cada uno de los que pisan este enrojecido suelo, lloramos... y gritamos de angustia y desesperación cuando alguien muere... muere un hermano, un hijo, un padre, una madre, una hija, un amigo... la vida de Igor Barraza fue muy distinta a la vida del Cabo Vera, a la del Cabo Moyano o la del General Bernales pero la muerte no respeta eso, es igual para todos, sin distinción.

      Recordemos al Cabo Cristián Vera Contreras, un cabo primero de la 26ª Comisaría de Pudahuel, quien cumpliendo su deber, entregó la vida, no por que fuera necesario, no había tal necesidad de sacrificio, sino por que en este país algo funciona, pero además algo falla... Carabineros funciona como institución, lo que falla es el liderazgo... los hombres simplemente cumplen lo que se les dice con una férrea convicción de que lo que hacen, es lo correcto... siguen ordenes de una cadena conocida de «lideres» y si ese liderazgo desde la misma cúspide de poder es incompetente, ellos lamentablemente reflejan esa incompetencia, la que obviamente y en ninguna manera les pertenece, es un mal adquirido e inmerecido. El seguir ordenes nunca a sido un delito, es un deber, no hay mayor prueba de ello en los acontecimientos sucedidos cuando las valientes pero ya cansadas esposas de algunos funcionarios salieron a las calles a protestar, a dar un cacerolaso, en pleno gobierno democrático, hecho que no se veía desde

      Alguno podría decir que, a pesar de seguir ordenes, pueden tomar sus propias decisiones y no reprimir tal o cual marcha, no actuar con extrema dureza o simplemente no actuar, pero debe hacerse hincapié en que, la esencia misma de la institucionalidad es la jerarquía, aunque esto claro está, no justifica el abuso que algunos funcionarios, ya sea por «extremo celo profesional», por una especie de pasión desmedida o lisa y llanamente abuso de poder...

      No he de tocar la corrupción que toda Institución padece... pues sería un cuento largo, además ya conocido, aunque muy callado y mediáticamente manejado...sobre todo por aquellos influyentes que a razón de ascensos, prefieren sacrificar a la Institución y a sus funcionarios de escalafón mas débil por su egoísmo delictual.

      Carabineros es una Institución de Honor, que como otras instituciones del Estado carece de rostro y de personalidad, solo posee alma, aunque hoy por hoy me atrevo a decir con justicia, que Carabineros de Chile por un corto tiempo, gozó como ninguna otra Institución de rostro y personalidad, el General Director Bernales que en paz descanse, quien, mediante liderazgo puro, en un muy corto periodo de tiempo ganó la simpatía de todos, incluso la de los mas difíciles de convencer, su gente.

      La partida de ellos, del Cabo Vera, del Cabo Moyano, del General Bernales, de su esposa y de otros muchos cientos de mártires de la Institución que más admiro, me han hecho reflexionar, junto con el artículo pobremente publicado anteriormente y me han hecho realmente pensar en que, estos hombres merecen más de lo que reciben, mejor sueldo, mejor estándar de vida, mayor equipamiento, mejor entrenamiento del que, a esfuerzo netamente personal ya poseen, mejor bienestar y mejores condiciones de trabajo, tecnología y un mejor y mas refinado y perfeccionado trabajo conjunto entre entidades del estado como el Registro Civil, hospitales, escuelas, Institutos y universiades, con mayor acceso a la información, una información rápida y veraz, actualizada y útil, no digan que hoy Carabineros cuenta con esto, sino preguntenle a Igor Barraza y a muchos otros Igores anónimos, pero creo yo, que aunque Carabineros de Chile contase con la mejor tecnología del mundo, si lo mas importante falta, seguiriamos igual e incluso peor, pues lo mas importante, es el respeto de sus conciudadanos y el derecho inalienable de vivir con dignidad y bajo el pleno ejercicio de sus libertades constitucionales, pero por sobre todo, necesitan y merecen el respeto y reconocimiento de sus superiores, el respeto de esos oficiales que «inútiles burócratas» algunos, soberbios y arrogantes otros (los más), descansan en la capacidad y en el valor de un «simple carabinero recién salido de escuela» o en la experiencia de ese Cabo Primero que todo lo sabe y que no duda en actuar ante situaciones de extrema urgencia, o en las manos de ese suboficial que recibe, sin trepidar y con una capacidad de decisión envidiable a un bebé prematuro a manos desnudas, con su uniforme pegado al cuerpo, con su imperdible libreta al cinto, sobre el furgón ajado y con cicatrices de batallas siempre ganadas, camino al hospital mas cercano, corta el cordón y entrega el bebé sano y salvo a una madre cansada, pero feliz y agradecida...

      Un triste Carabinero de este país, camina durante 24 horas y no duerme, solo deambula en una ronda extenuante e interminable de infantería, resguardando la seguridad de gente desconocida, muchos de los cuales irónicamente levantan su dedo acusador en los días de conflicto social en que deben actuar sin dudar, ¿Cuantos han caminado en los raidos y gastados zapatos de un «Paco de ronda»?, ese triste Carabinero también tiene problemas, tiene una familia que alimentar, con un sueldo que muchas veces no alcanza a cubrir sus necesidades, un hombre con deudas y con hijos enfermos, con crisis matrimoniales muchas veces causadas por su misma labor de proteger la familia de otros, descuidando, sin desearlo, a los suyos... y sin embargo, sigue de ronda, por otras 24 horas. Un Carabinero no es de hierro, aunque a veces lo pareciera, un carabinero tiene sentimientos aunque a veces no lo pareciera, tiene las mejores intenciones aunque a veces no lo pareciera y cumple órdenes, aunque a veces no lo pareciera.... es un ser humano, mis amigos, uno mas de carne y hueso, que sufre, que llora, que sangra y que a veces, en contra de sus propias convicciones, debe cumplir con una orden que no le gusta, pero debe cumplirla... y la cumple, es su esencia, sin hacer huelgas, ni paros indefinidos, sin hacer barricadas, ni lanzar molotov a una micro llena de pasajeros... sin discutir, sin solicitar mesas de dialogo, un Carabinero es un testigo de fe, un hombre de valor probado, un hombre de honor, el primero entre los Chilenos que sangra en la lucha contra la delincuencia, me hubiese encantado formar parte de las filas de aquellos hombres altruistas que a pesar del peligro que significa llevar ese gallardo y hermoso uniforme, se entregan a si mismos, para hacer este Chile, tu país mi amigo, más seguro y digno.

      Estoy seguro que necesitamos mas Carabineros en Chile, lo que no necesitamos es mas delincuentes y gente corrupta.

      Ver en línea : CHILE - Los Carabineros tambien son seres humanos

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.