Portada del sitio > Español > Latinoamérica y Caribe > HONDURAS - Incluso con saldo positivo, indígenas Lenca siguen resistiendo (...)

HONDURAS - Incluso con saldo positivo, indígenas Lenca siguen resistiendo contra hidroeléctrica

Adital

Viernes 18 de abril de 2014, por Dial

17 de abril de 2014 - Adital - A inicios del presente mes, la ocupación organizada por el pueblo Lenca frente al proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, en Río Blanco, Honduras, cumplió un año. Desde 01 de abril de 2013, cuando la empresa hondureña Desarrollos Energéticos S.A. (DESA) y una compañía constructora de China comenzaron a destruir los cultivos de la comunidad, familias enteras decidieron acampar y resistir la usurpación de sus tierras y la destrucción del río Gualcarque.

El esfuerzo está siendo recompensado y el proyecto hidroeléctrico perdiendo fuerza. DESA permanece en la región, pero los trabajadores de la construcción y la empresa China Sinohydro, ya salieron, lo que muestra los resultados de más de doce meses de resistencia. A pesar de esta victoria inicial, los Lencas no pretenden levantar el campamento ahora, están decididos a continuar la lucha y a permanecer hasta que se confirme la cancelación total del proyecto hidroeléctrico.

La primera información que la comunidad tuvo acerca de la posibilidad de la construcción de una planta hidroeléctrica en la región ocurrió en 2005, cuando helicópteros comenzaron a sobrevolar para examinar el área. A partir de entonces, un ingeniero comenzó a hacer contactos y explicar cómo los Lenca podían ser beneficiado el Lenca, lo que nunca se visualizó. Unos Tres años más tarde, la comunidad comenzó a ver las contradicciones de la propuesta y, decidió decir no al proyecto hidroeléctrico.

Después de una asamblea comunitaria, los Lenca se comprometieron a resistir e impedir la entrada de personas y máquinas del proyecto Agua Zarca. Hicieron barricadas con palos y piedras e incluso, barreras humanas. Fue así, que a las 5:00 la mañana del 1° de abril de 2013, comenzó la ocupación.

Durante este período, fue registrada la muerte de una persona. En julio de 2013, Tomás García fue asesinado por miembros del ejército al servicio del proyecto Agua Zarca, en el campo de la represa, mientras trataba de acercarse a los militares para hablar y pedir que se retiren. Incluso desarmado y no habiendo dicho una palabra, al joven fue asesinado a quemarropa y su hijo también herido de bala.

Las persecuciones y amenazas también se han vuelto constantes por parte de policías y militares asignados para velar por los intereses del capital internacional. En noviembre de 2013, los ocupantes fueron amenazados de sufrir una masacre por la policía. También se registraron actos de agresión aislados, como el ataque a la hermana de Tomás, María Santos, quien fue herida por siete hombres armados con machetes.

A pesar de todo, el pueblo Lenca continuó en pie, resistiendo y defendiendo sus recursos naturales, consciente de que, como lo pueblo indígena, tiene derecho al territorio. Ha sido un año de lucha, lleno de talleres, capacitaciones y conversatorios promovido por los defensores de los derechos humanos de diferentes partes del país e incluso de fuera, lo que ha permitido a los indígenas informarse y fortalecerse para resistir.

El proyecto hidroeléctrico de Agua Zarca, por la forma en que viene desarrollándose, deja evidente que el estado hondureño está violando el derecho a la consulta, establecido en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ratificado por Honduras en 1995. Evidencia también desprecio por la Declaración de los Pueblos Indígenas de 2007.


Con informaciones de: http://intercontinentalcry.org/one-year-later-rio-blanco-still-holds-strong-22592/.

Traducción: ricazuga51 chez yahoo.com

http://site.adital.com.br/site/noticia.php?lang=ES&cod=80261

responsabilite

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.