Portada del sitio > Español > Latinoamérica y Caribe > GUATEMALA - Decentes y pudorosos

Opinión

GUATEMALA - Decentes y pudorosos

Carolina Vásquez Araya, Prensa Libre

Lunes 22 de febrero de 2016, puesto en línea por Carolina Vásquez Araya

15 de febrero de 2016 - Prensa Libre - Muchas cosas han pasado durante las semanas recientes, que han puesto a la sexualidad humana en la mesa de discusión. Entre ellas, una ley de la juventud insuficiente para alcanzar sus objetivos de crear un marco de protección y desarrollo para ese importante sector de la sociedad y un juicio histórico en donde se persigue castigar los crímenes cometidos por el Ejército contra las mujeres de Sepur Zarco, sometidas por la institución armada a la esclavitud sexual y laboral después de haber destruido sus familias y sus hogares.

Pero también está la postura pretendidamente moral de la mayoría de candidatos republicanos a la presidencia de Estados Unidos, quienes han dedicado muchas de sus intervenciones en los debates públicos a esgrimir argumentos en contra de la diversidad sexual, el matrimonio entre personas del mismo sexo y el aborto, en un afán de retomar posiciones de conservadurismo extremo, al parecer con la intención de satisfacer a cierto sector de la ciudadanía que se resiste a aceptar los cambios inevitables de la evolución social.

La relación entre estos hechos no resulta evidente, pero de algún modo existe. Es el nexo ancestral que vincula a los sistemas de control político —en un marco patriarcal de dominio absoluto sobre las normas que rigen a lo más primario de las comunidades humanas: su sexualidad y la manera de ejercerla— con la antigua estrategia de condicionar la libertad hasta en lo más elemental de su esencia, a través de la culpa y la soberanía de su papel como ente reproductor.

Pero esta visión incide y limita especialmente a las mujeres, consideradas una especie de “repositorio genético” cuya responsabilidad es hacer de su cuerpo y su sexualidad una suerte de ofrenda social que no solo la sobrepasa, sino prácticamente la convierte en objeto bajo el dominio de otros.

Las nuevas generaciones —esa juventud actual enfrentada a un mundo conflictivo, hostil y nada propicio para facilitar su desarrollo— habrán de determinar cuáles son sus objetivos de vida y, a partir de ellos, buscar la manera de incidir en las normas y leyes que regirán su futuro y el de sus hijos, dejando a un lado los prejuicios y la ignorancia que han condicionado y satanizado durante siglos el ejercicio libre y maduro de su sexualidad.

La visión ideal desde una perspectiva retrógrada y conservadora, pero sobre todo desde los parámetros del control político, es una juventud sumisa y apegada a normas institucionales. Una juventud “decente y pudorosa”, incapaz de rebelarse contra los cánones existentes. No deliberante, con la cual sea posible mantener las reglas de un juego que en nada la favorece. Para ello, privar a las nuevas generaciones de una educación de calidad, es prioritario. Negarle asimismo el acceso a mecanismos de control de su propia sexualidad es una forma adicional de restringirle sus derechos y de tal modo someterla a las decisiones de otros.

Política y religión no se mezclan, eso es lo que se dice en un afán de corrección política absolutamente abstracto. La verdad es que política y religión no son más que dos caras del mismo espejo en donde se refleja el mundo actual y los modos de regirlo. Es el espejo en donde nos reflejamos al tomar decisiones y también al no tomarlas, porque sus valores —diseñados por otros para conveniencia de alguien más— nos indican siempre cuál es el camino a seguir.

A la juventud actual no le queda más que una opción y es, como bien lo ilustró la muestra fotográfica de Daniel Hernández-Salazar, despojarse de las vestiduras y exhibirse desnudos ante el mundo.


http://www.prensalibre.com/opinion/decentes-y-pudorosos

@carvasar

elquintopatio chez gmail.com

Blog de la autora:El Quinto Patio

Las opiniones expresadas en los artículos y comentarios son de exclusiva responsabilidad de sus autor@s y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la redacción de AlterInfos. Comentarios injuriosos o insultantes serán borrados sin previo aviso. AlterInfos es un medio de comunicación plural con enfoque de izquierda. Busca difundir informaciones sobre proyectos y luchas emancipadoras. Los comentarios apuntando hacia la dirección contraria no serán publicados aquí pero seguro podrán encontrar otro espacio de la web para serlo.

Mensajes

  • El pueblo de Guatemala ha sufrido una de las historias más terribles del continente. La brutalidad de los mejores intereses de EEUU ha permitido crímenes genocidas contra los mayas y diversos pueblos de ese país. Asesinatos colectivos de mujeres, niños, ancianos.

    Gobiernos de facto impuestos por los EEUU, incluidos los últimos años de los dos períodos de Obama. Gobiernos absolutamente criminales, nacidos de golpes y fraudes que cuando han sido juzgados y condenados luego de decenas de años de dictadura implacables, de asesinatos y despojo de este pueblo, el Departamento de Estado ha hecho burla de quienes han arriesgado sus vidas por la defensa de los derechos humanos guatemaltecos.

    En 1954, al tiempo del golpe de Estado (con la heroíca intervención de los «marines yanquis») contra el gobierno de Jacobo Arbenz que se atrevió a promover reformas que incluían una Reforma Agraria. Entonces, la United Fruit Company controlaba políticamente al país. Allan Dulles, director entonces de la CÍA y EL PROPIETARIO INDIVIDUAL MAYOR DE TIERRAS EN GUATEMALA era apoyado por su hermano, el Secretario de Estado de los EEUU, el brutal John Foster Dulles. La guerra contra Guatemala fue llevada adelante por la sinverguenzura colectiva del gobierno yanqui.

    La guerra de los hermanos Dulles, cobro más de 15.000 personas fueron asesinadas. Las masacres en los pueblos y aldeas fueron enteradas en fosas masivas. Muchos se exiliaron. Las diferentes repúblicas bananas participaron en el crimen colectivo, bajo la batuta del director de la CÍA y de su hermanito J.F. Dulles, acompañaron a sátrapas como el General Castillo Armas que entró «victorioso» en Ciudad Guatemala, abrazado con las tropas del gangster tipo Somoza.

    Esta triste historia ha tenido a los asociados del imperio juntos. Así han seguido abusando de Guatemala mediante otro de los brazos imperiales: las empresas mineras que estrangulan los pueblos vecinos. Lo ataques criminales contra los sindicatos y aquellos que buscan proteger sus comunidades y la salud de las intoxicaciones producidas por las mineras son una vergüenza que sigue hasta hoy día. Los guatemaltecos sufren los ataques de la policía... que, por supuesto, reciban las coimas de las mineras.. Especialmente de los EEUU y de Canadá.

    Es importante exigir del nuevo gobierno canadiense, que sigue, a diez años de colusión conservadora contra el pueblo maya que exija de las mineras canadienses que respetos los derechos de ese pueblo, si es que Canadá tiene realmente respeto por los derechos humanos en América Latina. Trudeau ha prometido ceñirse al respeto de los DDHH’s en América Latina y Guatemala. El pueblo Maya es un pueblo al que los sectores progresistas deben apoyar por ser uno de los más sufridos, siempre bajo la complicidad de sectores golpistas que lo reprimen y roban.

    Vale la pena leer la historia del pueblo de Guatemala. Wikipedia da retazos interesantes sobre el crimen de 1954, en lo que Neruda llamara en su poema Canto General, «la dulce cintura de América Latina»

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.